El otro día, leyendo un post del blog de “Diario de una endorfina”(este en concreto), me hizo gracia en como su peque esta obnubilado con la reina de su parque. Mi enano, la verdad es que por ahora es muy pequeño como para seguir a pies juntillas a alguien. Pero me hizo gracia la descripción de la niña. Nosotros en nuestro parque no tenemos una reina como tal, si no que tenemos la niña “Mio”. Mi madre y yo le pusimos ese nombre el otro día, ya que es una niña que todo el parque es suyo…
Yo no tengo ningún problema de que le cojan los juguetes a mi enano, para eso están, y así somos casi todas las madres, y si mi chiquitín intenta recuperarlo porque otro niño esta jugando con su juguete le digo que no, que ahora esta otro niño jugando con eso.
 
La cosa es que esta niña, tiene unos dos años, suele llevar al parque un cochecito con una muñeca o la típica moto de molto. Hasta ahí bien, también juega con los juguetes de los demás niños, como todos los demás, pero esta constantemente vigilando que lo suyo, aunque no este con ello, no lo toque nadie. Si esto pasa, sale corriendo disparada para quitar al niño en cuestión a voz en grito diciendo “Mio, mio”. Si esto se piensa bien es algo que cualquier niño puede hacer y es hasta normal, pero lo que no nos entra en nuestra cabeza(quizás simple) es que la madre que no esta a mas de 1 metro de la escena no la corrija.
 
La cosa es que sobre los juguetes suyos, pues al final la madre es libre de decidir si la corrige o quiere que sea una niña egoísta, eso a mi plin. La cosa viene cuando esta mi niño jugando en el tobogán, subiendo por las escaleras para tirarse (este proceso puede tardar unos 5 minutos) y llega la niña “Mio” e intenta quitar a mi peque empujándole y diciéndole lo de “Mio, mio”, en vista y considerando de que la madre de la niña “Mio” no parece importarle, le tuve que decir yo, que era el turno de mi peque y que el tobogán era de todos y le tocaba ponerse a la cola a esperar. Cuando la madre de “Mio” me oyó reñir a su niña, fue cuando se digno a abrir la boca para decirle “Cariño ahora le toca al nene”, pero nada mas…Bueno si, en cuanto se tiro por el tobogán, espero 2 minutos y se la llevo del parque y a partir de ese día, si nos ve en el parque la madre nos evita e intenta llevarse a la niña.
 
Yo me pregunto si estuvo mal reñir a “Mio”? Pero lo que yo pienso que si quiere que nadie le diga nada a su niñita, deberia ser ella la que le pare un poquito los pies… Al menos es lo que haria yo con mi peque.
 
Aqui os dejo una fotillo de las gaviotas de “Buscando a Nemo”, que me recuerdan un poco a la niña(¿Porque sera? Respuesta: leer pie de foto).

 

Imagen obtenida de desmotivaciones.es

Besos

2 Comments on La niña del parque

  1. Me parece bien que tu le dijeras algo si la madre ni se inmuta! Aunque claro debería ser ella la que la corriga, además debria darse cuenta que la unica que sale perjudicada co toda esta situación de mio mio! es su niñita. Como padres creo que debemos educar a nuestros niños y tratar que aprendan a compartir con los demás. Yo también me encuentro en ese proceso del mio, pero siempre trato de enseñarle a compartir y ceder con sus juguetes,invitando a que los niños participen haciendo cosas juntos y no de forma individual.

    miles de besitos

    • Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario, eso es lo que intento yo tambien, pero me sorprende profundamente la actitud de esta madre. Por suerte o por desgracia, para su nena, ya no pisan mucho el parque desde ese dia. No se si tendre la culpa, pero no me arrepiento creo que hice lo correcto.

      Besotes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *