Este post lo llevo queriendo escribir desde la semana pasada… pero últimamente me esta costando ponerme a escribir, me cuesta sacar un rato en el que me sienta tranquila y cómoda para hacerlo, pero parece que hoy es el día.
 
Pues tal como dice el titulo, la semana pasada comenzamos a ir a natación de 1 añito con Julen, y digo comenzamos porque como es lógico tengo que ir con el. Vamos dos días a la semana 25 minutos, martes y jueves. Por ahora la cosa no va mal, ya que le encanta el agua.
 
El primer día, fue, como dijo el monitor un poco light, para que los niños se hagan, los pusimos con el churro anudado como si fuese un flotador y había que llevarle de las manitas, esto el primer día fue un poco regulin, pero el segundo solo quería soltarme las manos para coger el churro y daba patadas para poder moverse.
Después toco el ponerlos panza arriba, esto el primer día fatal, una llorera y unos arañazos, porque quería darse la vuelta, el segundo día bien, porque descubrimos que en el techo de la piscina hay ventanas e intentábamos buscar pájaros, por lo que se le paso el rato así señalando al techo.
Luego vinieron los chapuzones, así cogerlo y meterlo, madre mia que cansado es esto, voy a tonificar los brazos de una manera… Bueno el primer día esto le encanto, estaba a carcajada limpia, pero el segundo día, ya había que meterle un poco la cabecita bajo el agua, esto ya le daba un poco mas de impresión, pero lo justo, porque se seguía dejando hacer.
Y por ultimo los “saltos” desde el bordillo. Entre comillas porque era sentados en el bordillo el primer día y de rodillas el segundo. Esto también le encanto el primer día eso de decirle “una dos y..tres” y que deslizase el culete al agua, le pareció lo mas. El segundo día, había que empujarle un poquito mas para que hundiese la cabeza y fuese como lanzándose de cabeza, no se muy bien como explicarlo. Le gusto pero no tanto, eso de tener agua cayéndole por la cara…
 
Pero bueno la cosa es que por ahora va encantado, tanto, que cuando llegamos a la piscina el segundo día tuve que agarrarle porque quería meterse solo… Eso si llegamos a casa mas bien baldados, tanto el como yo, tanto que esos dos días a las 10.30 de la noche yo estaba durmiendo en mi cama, no cuento mas.
 
Bueno, mañana toca pisci otra vez, a ver que tal se nos da y que cosas nuevas nos enseñan.
 
Besos 
 
Imagen obtenida de www.pocoyo.com
 

3 Comments on Vamos a natación!

  1. Hola! que buenisima experiencia para tu bebé y bueno para ti también, a mi igual me gustaria que me bebé comenzara con algun curso asi, creo que es muy importante que aprendan a nadar, sobre todo que es un ejercicio maravilloso! espero sigan asi y pronto este todo un experto.
    muchos besitos

    • Si, estoy encantada, y aunque se queja un poco con las repeticiones de los ejercicios, se que le gusta, porque en cuanto llegamos el se quiere acercar al agua.
      Para mi lo importante de que vayamos es que aprenda a defenderse, no nadar, si no que sepa salir a respirar, por lo menos mientras sea chiquitin, que cuando mi hermano era pequeño nos lo hizo pasar muy mal a mi madre y a mi, corriendo y tirandose y no sabiendo salir a respirar..

      Asi que por ahora muy contenta, ire contando los progresos poco a poco.

      Besotes

  2. que linda experiencia! nosotros estamos llenando la piscina, que andubimos pintando y poniendo a punto, el gordo flota en la bañera grande y disfruta mucho en el agua desde los tres meses, que ya no lo bañamos en la bañaderita. pero no creo que sea lo mismo que la piscina, el verano pasado solo metia los pies me parecia que era pequeño para nadar aun, solo tenia 3-5 meses, y la piscina es grande y muy clorada, ya que la usamos 15 personas. pero espero tener una buena experiencia como vos!!
    gracias por compartir tu experiencia! UnBeso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *