Ya estamos en octubre y parece que todos hemos superado la tan temida vuelta al cole, con mas o menos éxito.

Pues en mi casa nos enfrentamos al comienzo de las extraescolares, en nuestro caso natación o matronatación, que no consiste en enseñar técnicas de natación ni estilos, ya que aun son muy pequeños para ello, si no que es aprender a interactuar y disfrutar del agua. Se tiene que meter un adulto con ellos en la piscina a ser posible siempre el mismo, o al menos no cambiando de un día para otro para que el bebe no se descentre y que el adulto sepa las técnicas utilizadas, indicadas por el monitor.

Por si no sabíais el pequeDemonio lleva 2 años haciendo natación para bebes, yo la llamo extraescolar, por que es una actividad programada fuera de horario escolar, pero llamadla como queráis. 

Este verano hemos podido ver los resultados de estos 2 años de esfuerzos, de correr para llegar, de cambiarme en el baño de la oficina, para que me diese tiempo… Este verano el pequeDemonio ha nadado sin ningún tipo de flotador, no han sido distancias muy largas por lo que aun no se le puede dejar solo en la piscina. Pero para nosotros ya ha cumplido su objetivo, que era en caso de accidente, el supiese llegar al bordillo de la piscina.

matronatacion.jpg
Imagen obtenida de internet.

Así que este año repetimos, tendrá su ultimo año de natación para bebes (donde vamos es hasta que cumplen los 4 años, después se incorporara a natación infantil) y añadimos un nuevo participante, el bebeDemonio. Esperemos que se lo tome tan bien como su hermano, que ha disfrutado cada uno de estos chapuzones, ya que considero que es una actividad que tiene muchísimas cualidades fuera parte del aprender a nadar como puede ser:

  • Los ejercicios suaves, combinados con el agua a una temperatura agradable, relajan al bebé y estimulan su apetito, consiguiendo que coma y duerma mejor. En consecuencia, mejorará su carácter y su comportamiento.
  • El bebé se siente mas seguro y disfruta mucho aprendiendo a nadar al sentir que sus padres tienen su atención concentrada en él. (Esto resulto clave en la llegada del bebeDemonio ya que era el momento especial del pequeDemonio conmigo, se lo recalque mucho, que era especial y solo lo disfrutábamos el y yo)
  • Incrementa el sentimiento de independencia y de autoconfianza del bebé. Aunque todavía no camine, el bebé se puede desplazar en el agua por si mismo, y eso puede favorecer el despertar de su inteligencia.
  • Amplia el horizonte de los juegos compartidos.

Ahora toca comprar todo lo que necesite el bebeDemonio para poder comenzar a disfrutar del agua y sus cualidades. Ya contare un post explicando como nos va con este nuevo participante.

Besotes

2 Comments on 1, 2, 3… Splash

    • Ya tendrás tiempo de apuntar a la pequeña C, pero ahora lo mas importante es que mejore su piel. Y ya veras como lo disfrutareis los dos o los tres, si es que le dejas al papi alguna clase, porque a mi me cuesta, es una actividad muy mia.

      Besotes preciosa y gracias por pasarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *