Este fin de semana me ha dado por pensar. Hemos tenido un fin de semana de los mas ocupado. Pero en todo el fin de semana he sido la madre de o la mujer de o la hermana de. Tengo que reconocer que siempre ha sido así. Hay personas que destacan y luego están las de su alrededor, las de segundo plano. Yo siempre he sido de las segundas, bien por timidez, comodidad o lo que queráis.

Cuando era niña, mi madre estaba en el AMPA del cole así que todo el mundo la conocía y yo era la hija de y no al revés, como suele ser. Con mi hermano, que es mas movido que rabo de lagartija, yo siempre fui la hermana de. Con el papaDemonio, que tiene un don de gentes que se come el mundo, pues como es lógico siempre he sido novia/mujer de. 

Ahora con los peques, como todas las madres no nos conocemos aunque muchas si, suelo ser la madre de. Esta situación en general, nunca me ha importado, ya que como he dicho, me gusta pasar desapercibida.

El problema viene cuando todo esta situación esta afectando a quererme un poco mas. Me explico, estoy anteponiendo lo de todo el mundo antes que lo mio, ya sea importante o no.

Creo que cuando se entra de lleno en el mundo de la maternidad/paternidad es muy fácil pasar al segundo plano. Lo difícil o al menos lo que a mi me cuesta es volver a ser yo. Me cuesta sacar el tiempo solo para mi, me cuesta ser “egoísta”.

De todo esto me he dado cuenta por una conversación tonta con una compañera sobre series de televisión. Ella me comentaba que lista de series tenia y cual estaba siguiendo y tal, y me preguntaba que si yo veía alguna. Y mi respuesta fue que no, que quería ver muchas que me llamaban la atención, pero que no tenia tiempo. Pero la verdad es que lo bueno de Netflix, es que no hace falta seguir un horario.

Pero pensándolo bien, tranquilamente en mi casa, no es por falta de tiempo si no que es por no tomar un poco la iniciativa. Y como se que a mi marido no le gustan las mismas que a mi me callo y veo las cosas que le gustan a el, que tampoco me disgustan… Siempre me mantengo en un segundo plano.

Tengo tan interiorizado el anteponer las necesidades del otro, que me olvido de las mías. Por suerte me he dado cuenta, y estoy intentando hacer cosas solo para mi. Aunque sean pequeñas. Estoy sacando ratitos para mi, para darme un baño, para leer tranquila o simplemente tomar el aire en el jardín mirando a la nada.

Así que poco a poco quiero irme sintiendo mas yo y menos una segundona. Pero no quiero dejar de ser la madre de, que me encanta seguir como una mama pato a mis pequeños, ya que ellos son lo primero en mi vida. Pero si yo no estoy bien ellos no lo van a estar. Siempre antepondré a mis hijos ante todo, pero no me tengo que olvidar de ser yo.

Pasos como padres

¿Y vosotros os habéis sentido así alguna vez?¿Como buscáis vuestro hueco o momento?

Besotes.

4 Comments on La madre de

  1. A mi me pasa lo que a ti, siempre los demás primero y últimamente empiezo a mirar un poco más por mi:
    Dejo que el peque y el papá se vayan de paseo para tener un poco de tiempo para mi, para relajarme y en ese tiempo nada de limpieza o recoger. Es de relax.
    Tenemos que mirar un poco por nosotras que también lo merecemos.

    • Me alegra saber que no soy la unica. Obviamente cuando eres madre siempre antepones a los pequeños, pero me habia acostumbrado tanto que ya me habia olvidado de mi.
      Pero al menos me he dado cuenta y estoy buscando momentos para mi, aunque sean micromomentos.

      Gracias por pasarte!! Besotes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *